Me da pereza si es para siempre

Estoy harto de las amigas que dejan de ser amigas cuando encuentran novio. Y de las amigas que no se atreven a ser algo más que amigas porque tienen novio. Y de las exnovias a las que se les llenaba la boca diciendo que siempre íbamos a ser amigos.

Hablo de ellas y no de ellos porque de ellos solo conozco a uno que le pasó algo así y le conseguimos rescatar de la cárcel de las mujeres con el pelo rizado.

Luego son las primeras en aparecer delante de tu puerta cuando es su casa la que ha desaparecido. Tú tendrás que estar ahí, esperando a que lleguen, esperando a que en cualquier momento tenga ganas de volverse a ir. Pues que se vayan, que se vayan lejos, que se vayan a ese lugar tan lejano al que solo los besos desgastados y los regalos que ya no hace falta envolver son capaces de llegar.

Así que mira, adiós muy buenas. Me quedo con las amigas que son amigas pase lo que pase y les pase quien les pase. A esas sí, a esas siempre bien cerca. Al resto lejos, bien lejos. Allí donde son felices. Donde son tan felices que se les ha olvidado cómo reír.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cafeína

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s