Lienzos sin pintura

El truco del artista es el de transformar el dolor en arte. Su truco y su maldición. El problema de saber cómo transformar las heridas en belleza es que la sangre, a veces, no queda demasiado bonita. Pero necesita ese dolor, necesita sufrir para hacer disfrutar a otros.

No se puede hablar de nostalgia sin haber colgado un teléfono que ya no va a volver a sonar, ni se puede describir el miedo a perderlo todo sin haber estado cerca de perderlo todo.

Quizás los verdaderos artistas son los que traen ese dolor, y quienes los transforman son un mero intermediario. No lo sé. Solo sé que admiro a todos esos que hacen virguerías con sus moratones, a esos que observan la caída más tiempo de lo que se esfuerzan en levantarse.

Qué sería de nosotros si todo el mundo estuviera bien. Cómo íbamos a estar bien si siempre nos tocase disfrutar.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Nieve

2 Respuestas a “Lienzos sin pintura

  1. Nacho

    Me gusta mucho el texto.
    Si consigues trasmitir, ya eres un artista.

    Un abrazo

    PD: me está gustando mucho como está surgiendo este nuevo poryecto

  2. @myrgm

    Me gusta
    Y much

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s